Calculadora prestamos

A la hora de solicitar un préstamo es necesario que evaluemos las tarifas de todas las entidades financieras que despierten nuestro interés. La relevancia de esto radica en que muchas veces por no detenernos a observar y analizar, terminamos pagando más de lo necesario. Es decir, tenemos que verificar los intereses y el monto de las cuotas. Para eso podemos emplear la calculadora de préstamos, muchas empresas disponen de una.

¿Qué sabremos con esta calculadora? Pues sabremos la cantidad total que tenemos que pagar. Por ejemplo tu solicitas 1000 USD con un interés del 12% para pagar en un plazo de 12 meses. Las cuotas serían de 88.85 cada mes y el interés sería de 66.20. Es necesario destacar que por lo general los bancos añaden otros componentes al pago final; ya sea comisiones o gastos administrativos y esto por supuesto, debe ser tomado en cuenta a la hora de solicitar un préstamo.

Términos básicos

Para no complicarnos la existencia y confundirnos en el proceso tenemos que conocer algunos términos básicos que nos ayudarán a entender en qué nos estamos metiendo. Aunque parezca obvio, es necesario comprender lo que significa un préstamo y lo que lo diferencia de un crédito. También lo que es la TAE, conocer los tipos de préstamos que existen y saber qué tenemos que hacer para calcular el monto final.

  • Préstamo: Se trata de una operación por medio de la cual una entidad financiera nos permite usar una cantidad de dinero que les pertenece tras establecer un contrato. En este contrato nosotros aceptamos que estamos obligados a devolver la cantidad fijada en el plazo establecido. En el mismo documento también se establecen los intereses y comisiones. El interés es el monto que aceptamos cancelar por el préstamo del dinero.
  • Crédito: Aunque mucha gente lo confunda con un préstamo, lo cierto es que tienen bastantes diferencias. Se trata de una cantidad de dinero que un banco o cualquier otra entidad pone a disposición del usuario. El mismo, podrá usar el crédito como mejor le convenga y solo usar parte de este. El cliente solo deberá pagar intereses por el dinero usado y puede alargar el crédito o solicitar más si así le parece. Hay que tener en cuenta que los intereses siempre son más altos cuando se solicita un crédito.
  • Tasa anual equivalente (TAE): La tasa anual equivalente nos permite tener una idea del monto total de lo que vamos a pagar a la hora de solicitar un préstamo o crédito. Se trata de un porcentaje que se calcula basándose en la normativa del Banco de España; es decir, interés, comisión de apertura, lapso para pagar y el monto solicitado o dispuesto. Es necesario tener en cuenta que es una referencia puesto que en los casos donde el interés es variable no aplica.
  • Calculadora de préstamos: Como ya se explicó en el párrafo anterior para saber cuál es la TAE es necesario hacer una operación matemática. Actualmente hay muchas páginas web donde podrás hacer este cálculo de forma gratuita. Incluso, la mayoría de las entidades bancarías cuentan con su propia calculadora de préstamos. En términos generales solo tendrás que ingresar los siguientes datos: Importe, interés, plazo de amortización y listo.

Eligiendo la opción que más te conviene

Una vez hayas calculado el interés que tienes que pagar en cada empresa, así como las posibles comisiones y cualquier otro gasto; es menester que selecciones la opción que más te conviene. Ten en cuenta que la imagen y responsabilidad de la empresa debe ser un factor determinante a la hora de hacer tu elección. Cuando decidimos pedir un préstamo tenemos que estar preparados para cancelarlo o al menos para pagar cuota por cuota.
Cuando conoces el monto de las cuotas podrás evaluar si mes a mes podrás pagarla. Por otro lado, esto dependerá del préstamo, puesto que hay algunos que se pagan trimestralmente o hasta semanalmente. Buscar asesoría es una excelente opción si no te sientes seguro a la hora de tomar una decisión. Recuerda que si no puedes pagar la totalidad del préstamo te puedes ver envuelto en problemas legales.

Importancia de la calculadora de préstamos o simulador de préstamos

Es importante porque gracias a ella podemos hacernos una idea de lo que tendremos que pagar. De este modo evitaremos caer en sobrepréstamos; es decir, solicitar un préstamo para pagar un préstamo. Si no queremos manchar nuestra reputación con ninguna entidad financiera es necesario asegurarnos de que podremos cumplir con el contrato. En caso de que sepamos que no podremos hacerlo, lo mejor es no solicitar ningún préstamo.
Esta herramienta es fácil y confiable por lo que hacer uso de ella no generará en nosotros ningún tipo de estrés. Al contrario, gracias a ella podremos estar prevenidos. Y estar prevenidos es el mejor modo de estar preparados ante lo que nos depara el futuro. Así que teniendo en cuenta eso, ya sabes que puedes hacer uso de una calculadora de préstamos antes de solicitar uno.

Preguntas que debes hacerte antes de solicitar un préstamo

Lo primero que tienes que evaluar es si calificas o no para solicitar un préstamo. Por lo general las entidades bancarias indican varios requerimientos que tendrás que cumplir para poder solicitar uno. La siguiente pregunta sería ¿Cuánto realmente necesitas? Tienes que tener una idea clara de lo que quieres pedir, para que te veas como una persona segura y confiada. ¿Puedes pagar las cuotas? Las empresas que prestan dinero evalúan esto y esperan que al menos puedas tener mensualmente el triple del monto de la cuota para que el margen de error sea pequeño.
Encárgate de reunir toda la documentación que necesitarás y poner tus papeles en orden. Cuando se pide un préstamo lo que se busca es solventar una situación, no empeorarla. Así que antes de solicitar uno busca que todo esté en orden y planifica el pago de las cuotas y demás. Recuerda que si tienes una pequeña empresa tu reputación será muy importante en caso de que necesites préstamos a futuro.

Calculadora prestamos
5 (100%) 1 vote