Dinero rápido

¿Cómo tener dinero rápido?

Tener dinero rápido siempre es necesario para solventar cualquier emergencia. Es por eso que tenemos que pertenecer a una entidad bancaría que nos ayude y nos proporcione una cantidad que se ajuste a nuestras necesidades en momentos como este. Por suerte, en la actualidad muchas compañías se han percatado de esto y están brindando más préstamos sencillos y rápidos para lo que no se requiere mucho papeleo, o mejor dicho, ningún papeleo.

Si te has visto en la obligación de pedir un préstamo sabrás que hace algún tiempo el proceso podía tornarse algo engorroso. Se necesitaba mucha documentación, que manejaras un monto elevado de dinero en el banco, que explicaras de forma detallada de dónde provenía tu dinero y si este no era el suficiente, sencillamente te rechazaban el préstamo y tenías que ver tú como resolvías.

¿Qué pasaba en este punto? Pues podían pasar muchas cosas. Una persona que necesitaba el dinero para una emergencia se veía obligado a tener que pedir prestado a familiares o negocios particulares. Los negocios particulares por lo general, manejan cuotas más altas, sin dejar de lado las comisiones; por lo que al final el individuo puede terminar endeudado y estresado. Así que si quieres conocer un poco de cómo tener dinero rápido; este artículo es para ti.

¿En qué ocasiones puedo necesitar dinero rápido?

Como ya se mencionó, en momentos de emergencia son fundamentales. Imaginemos que el seguro no cubre la operación de tu madre y necesitas hacer pagos adicionales, pero no cuentas con la cantidad solicitada. Por otro lado, llevándolo a casos menos trágicos; imagina que ves el televisor de tus sueños, pero no tienes el dinero en ese preciso instante. Asimismo, para pagar por las vacaciones también puede ser una excelente opción solicitarlo.

Hay que tener en cuenta que muchas veces el sueldo no alcanza y las tarjetas de crédito no son suficientes —sin contar que la mayoría tienen intereses elevados—; así que buscar un préstamo rápido que se adapte a nuestra medida es una excelente opción. Por ejemplo, si ya cobraste tu quincena, pero el dinero no te alcanzó para comprar vivires y comida para sacar adelante a tu familia, un préstamo rápido podrá ayudarte.

Para pagar una deuda, el alquiler, entre otros. El dinero siempre es necesario y es mejor contar con este que no tenerlo. Por ende, si te encuentras en alguna de estas situaciones, no temas en solicitar uno porque te será de bastante utilidad. Lo mejor de todo es que no tendrás que cumplir con rigurosos requisitos que no te permitirán contar a tiempo con el dinero.

Requisitos para solicitar dinero rápido

Un requisito indispensable es que seas mayor de edad y que cuentes con tu DNI o documento que te identifique. También es necesario que poseas una cuenta en algún banco y que tengas conexión a internet. ¿Internet por qué? Bueno porque es con internet que solicitarás el préstamo y necesitarás una conexión estable para hacerlo puesto que en la mayoría de los casos debes llenar una planilla de solicitud.

Estos micro créditos como también se les conoce son bastante rápidos y flexibles. Una vez haces la solicitud el dinero debe estar en tu cuenta en menos de 10 minutos. Además de instituciones bancarias en la actualidad hay diversas empresas que también ofrecen esta posibilidad, pero ten en cuenta que estas variarán dependiendo de tu país.

Diferencia de un crédito rápido con un crédito común

La primera diferencia y la más importante es el monto. Cuando solicitas un crédito exprés el monto no puede ser tan alto como cuando solicitas uno que necesitarás por ejemplo para pagar la inicial de una vivienda, entre otros. Aunque pueda ser una desventaja, no podemos contar con que nos facilitarán una gran cantidad de dinero en poco tiempo y mucho menos con tan poco papeleo. Lo que puedes hacer para salir más beneficiado es buscar la identidad bancaria que te brinde el monto mayor.

La segunda diferencia radica en los requisitos que se tiene que cumplir. Para préstamos grandes por lo general tienes que tener un empleo que sea aprobado por la empresa que te va a financiar. Es decir, con un sueldo acorde con el cual ellos vean que podrás cumplir con el pago de las cuotas. Del mismo modo, tienes que hacer la solicitud, llenar una planilla, llevar los documentos pertinentes, entre otras cosas.

En cuanto a las cuotas y las comisiones estas dependerán de la entidad financiera. Por eso, es importante que antes de solicitar un préstamo compares una con otra para que evalúes dónde te resulta mejor solicitar el dinero rápido. De este modo, seleccionarás la mejor opción y obtendrás el dinero que necesitas de forma rápida y segura. Por supuesto, siempre ten en cuenta que tengas algo de dinero para pagar la primera cuota y la seguridad de que podrás pagar las siguientes.

Menos cuotas representan menos intereses

No vale la pena solicitar un dinero rápido si vas a cancelarlo en bastante tiempo. ¿Por qué? Porque entonces tendrás que pagar comisiones mayores. Este tipo de créditos son bastante útiles cuando necesitas pagar algo y no cuentas con el monto, pero luego si lo tendrías rápido para que pagues el crédito y listo. En otras palabras estaríamos hablando de dos a cuatro comisiones. Como no se trataría de un monto excesivo sería factible poder pagarlo.
Entonces ya sabes, si necesitas dinero rápido en la actualidad hay innumerables compañías que podrán ofrecerte este servicio y cada una mejor que la otra. Solo recuerda buscar la que se adapte mejor a tus necesidades y solicita tu crédito. No te tomará más de diez minutos y podrás contar con el dinero de forma casi instantánea. Pocos requisitos, sin tanto estrés y de forma sencilla.

Por otro lado, si necesitas una suma de dinero mayor, recuerda que son otras condiciones las que aplican y tendrás que consultar con tu entidad bancaría. En estos casos, también es vital que veas cuál es la compañía que más te conviene y la que tenga menos requerimientos.

Dinero rápido
5 (100%) 1 vote