Prestamos de dinero

En algún momento de nuestras vidas, llega a pasar por nuestras mentes el invertir en un proyecto o adquirir algo que tiene un precio que escapa de nuestro alcance. Pero siendo más exactos esto no ocurre solo una vez, puede ocurrir muchísimas veces en las cuales nos vemos atados de pies y manos porque no contamos con el capital para adquirir aquello que tanto deseamos. Sin embargo, no contábamos con la opción de pedir el dinero prestado.

En el pasado, probablemente esta opción te habría parecido descabellada “¿Un préstamo?, nadie se atrevería a prestarme porque no manejo grandes cantidades de dinero, además no cuento con una recomendación de alguna entidad financiera”; podrías decir, pero en la actualidad hay variedades de opciones en lo que a préstamos se refiere. Si de verdad hay algo que necesitas, pero no cuentas con capital, seguramente este artículo te interesará.

¿Qué es un préstamo?

Aunque probablemente hayas escuchado esta palabra un millón de veces, quizá no sabes con exactitud qué es lo que significa. Un préstamo en un nivel general consiste en una especie de trato ente dos individuos en el cual uno hace entrega de algo de valor al otro y este receptor promete entregar algo del mismo valor o el mismo objeto. Llevándolo a un nivel más específico se trata de una operación que realiza una entidad financiera en la que pone en disposición de un cliente un monto de dinero que este tiene que devolver en un plazo determinado.

Por entidad financiera nos referimos a bancos, cooperativas, cajas de ahorro y cualquier otra empresa similar que realice esta misma función. También hay individuos que se dedican a brindar préstamos; incluso entre familiares puede darse siempre y cuando las partes implicadas lleguen a un acuerdo y ambas estén conformes. Cabe destacar que la persona que acepte el préstamo debe comprometerse a pagar intereses y devolver el capital en el tiempo establecido.

Tipos de préstamos

Existe gran variedad de tipos de préstamos, sin embargo a continuación destacaremos los más comunes. ¿Por qué es importante saber diferenciar un tipo de préstamo de otro? Pues simplemente porque en todos no aplican las mismas reglas y no todos se usan para los mismos casos. Así que dependiendo de tu necesidad, hay un tipo de préstamo que se adapta a la misma. ¡Vamos a conocerlos!

Préstamos hipotecarios: La persona que lo solicita debe ofrecer como garantía algo tangible tal es el caso de la hipoteca de un bien inmueble que es uno de los más comunes. Por lo general, se emplea cuando el importe es lo suficientemente alto como para que además de la garantía personal sea necesaria una real. Cabe destacar que este tipo de préstamos implica un riesgo porque de no poder cumplir, puede perder aquello que haya ofrecido como garantía.
Préstamos para empresas: Estos están enfocados en las pymes que están en pleno desarrollo. El monto y el plazo dependerá tanto del ente financiero que lo ofrezca como del proyecto de la empresa.
Préstamos personales: El monto solicitado por el usuario es pequeño y tienen como fin cubrir gastos de este individuo los cuales son menores. Puede ser para pagar unas deudas improvistas, la cuota del seguro médico, tratamientos relacionados con la salud, unas pequeñas vacaciones, remodelación de una zona del hogar, entre otras.
Préstamos de estudio: Están orientados a cubrir necesidades en materia de educación, el pago de la universidad, cursos, talleres, entre otros.

Y así la lista puede seguir, hay préstamos para muchos fines y todo será cuestión de encontrar el más adecuado. Así que el primer paso es identificar para qué necesitas el préstamo y luego ya podrás elegir el que más te convenga. Es indispensable que no te desesperes y mucho menos apresures, con calma puedes tomar una buena elección y aprovechar al máximo el capital que la entidad financiera ponga a tu disposición.

Requisitos al optar por un préstamo de dinero

Los requisitos que necesitarás cumplir para poder optar por un préstamo dependerán de la entidad financiera. Los mismos, han ido evolucionando con el paso del tiempo. En el pasado, no todo el mundo tenía a su disposición esta posibilidad puesto que los bancos y demás instituciones se cubrían las espaldas. Sin embargo, las grandes compañías se percataron de que las personas de clase media y baja, también tienen derechos.
Si lo vemos del punto de vista estratégico es una buena jugada, puesto que hay probabilidades de que haya personas que no puedan cumplir con el pago a tiempo y en estos casos los intereses son mucho más elevados. Pero, esto en vez de verlo como una simple acción por tener más ganancias de diversas compañías podemos verlo como un punto a nuestro favor si somos astutos.

Volviendo al punto, los requisitos en la actualidad han disminuido, por ende ya no será necesario que manejes grandes sumas de dinero para que puedas solicitar un préstamo. Cabe destacar que esto también dependerá del tipo de préstamo que necesites. Muchas personas se están inclinando por los préstamos personales online, los cuales no requieren de casi nada más que tener una cuenta en un banco y ser mayor de edad.

Conclusión

Si necesitas un préstamo ya no será necesario que lo pienses demasiado, solo asegúrate de estar eligiendo la mejor oferta y enfócate en cumplir con el pago de las cuotas. Si usas un capital para invertirlo y formar de allí un negocio pues mucho mejor aún. Los préstamos por lo general se usan para eso y cuando acontece algún imprevisto; pero por favor evita pedir un préstamo para satisfacer deseos que no son necesarios.
Así que si buscas emprender o adquirir algo que es estrictamente necesario no te desanimes si no cuentas con el dinero suficiente. Tú puedes alcanzar todo lo que te propongas y el dinero no debe ser un impedimento. En estos nuevos tiempos hay muchas compañías que pueden ayudarte a lograr tus metas cuando de financiamiento se trata; pero recuerda, antes de elegir, evalúa cuál es la mejor opción para ti.

Prestamos de dinero
5 (100%) 1 vote