Crédito personal

Los créditos o préstamos personales son una de las actividades más comunes realizadas entre las entidades financieras y sus clientes, pues la mayoría están en capacidad de solicitar este producto financiero.

Si estás considerando pedir un crédito personal hay algunas consideraciones que debes tener en mente.

¿Qué es un crédito personal?

Lo primero es estar familiarizado con este producto y conocer en detalle de qué se trata este préstamo.

Los créditos personales son contratos establecidos entre las entidades financieras y sus clientes, en los cuales las instituciones bancarias prestan una cantidad de dinero específica de dinero al solicitante.

Es entonces cuando la institución financiera que otorga el crédito pasa a ser el prestamista, mientras que el cliente solicitante se conoce como prestatario.

En el contrato se establece un plazo de tiempo determinado para que el prestatario devuelva el dinero a la institución que se lo presto, generalmente el cliente debe regresar no solo la cantidad prestada sino además una tasa de intereses (cargos adicionales) establecida por el prestamista.

Para devolver el dinero usualmente la entidad bancaria ofrece planes a sus clientes que dividen la cantidad en diversas cuotas mensuales, de forma que sea mucho más cómodo para ellos pagar la cantidad solicitada.

¿Cómo se solicita un crédito?

Los créditos deben ser solicitados en la entidad bancaria en la que el cliente posea una cuenta, generalmente cuanto mayor sea la antigüedad de la misma y la frecuencia de los giros bancarios mayor será la probabilidad de aprobación del préstamo.

Usualmente las entidades bancarias ofrecen diversos planes de créditos a sus clientes, de diferentes cantidades de dinero, plazos de pago y tasas de interés. De esa forma los clientes pueden solicitar el que más le convenga a la entidad.

Es común que antes de aprobar el crédito personal la entidad financiera pida al cliente una justificación sobre por qué razón está solicitando el préstamo. Esta puede ser la compra de una propiedad o auto, la cancelación de deudas, compras de muebles, pago de viajes, cobertura de gastos médicos, etc.

En algunos casos no es necesario dar una justificación, pero todo depende del método de préstamo que lleve a cabo cada institución en particular, pues aunque en general los procesos son similares cada banco tiene sus particularidades.

La aprobación de los créditos personales también depende del ingreso mensual de cada cliente, mientras mayor sea su ingreso económico mayor será la cantidad de dinero que pueda solicitar a la institución.

Por lo general los créditos personales son una de las transacciones más comunes realizadas por las instituciones bancarias, por lo que solicitarlo suele ser un proceso sencillo que muchas veces se puede realizar en cuestión de días.

Es de gran importancia que antes de firmar un contrato por un crédito personal el cliente haya investigado todos los aspectos del mismo, asegurándose de manejar los plazos de pagos, cuotas y las tasas de interés, para así evitar el endeudamiento o morosidad en el futuro.

Tasas de interés y garantías financieras

Las tasas de interés y las garantías financieras son la parte más delicada del acuerdo, ya que se tratan de los beneficios finales que obtendrá la institución financiera por el préstamo y el elemento que ofrecerá al banco la seguridad de que le será devuelto su dinero.

La tasa de interés puede variar dependiendo de la institución bancaria o el tipo de préstamos que se solicite, esta comisión es calculada utilizando una fórmula matemática, que dará como resultado la ganancia bruta que recibirá el banco por cada crédito que conceda.

Por otra parte las garantías son todos aquellos elementos que el banco tome como un seguro, que en caso de que el prestatario no pueda cancelar la deuda pasaran a manos de la institución bancaria.

En el caso de los créditos personales el banco toma como garantía todos los bienes presentes y futuros del prestatario en caso de que no cancele la deuda, sin importar que estos sean muchos o pocos. Al momento de cancelar el préstamo en su totalidad la garantía se disuelve.

¿Por qué pedir un crédito personal?

Pese a que solicitar un crédito personal es una gran responsabilidad es uno de los productos financieros más importantes y populares en este ámbito.

A diferencia de otros créditos tiene un rango de uso muy amplio, y si bien los intereses son altos los plazos de pago suelen ser cómodos.

Crédito personal
5 (100%) 1 vote