Préstamos Personales

La solución la encuentras mediante un “préstamo personal”.

Un préstamo personal es una solución inmediata y segura para que sin muchos trámites que puedan atrasar tus propósitos, logres solucionar parte de tus problemas personales.

Al pretender pedir un préstamo personal, debes tomar en cuenta algunas variables que te evitarán percances luego de realizarlo, ya que la idea de los mismos es buscar soluciones y no “crear más problemas”. Por lo tanto, te invito a tomar en consideración los siguientes elementos:

Algunas veces, el contrato que firmamos al realizar un préstamo no reúne las expectativas que esperamos. Quizás el apremio de encontrarlo nos impulsa a firmarlo sin revisarlo, y esto nos puede acarrear posteriormente problemas personales debido a que no podríamos, por ejemplo, cancelar la deuda en el tiempo o plazo fijado. Recuerda que un préstamo personal, es una cierta cantidad de dinero que necesitamos a la brevedad y la misma genera intereses que debemos cancelar de acuerdo al contrato firmado. Por lo tanto, debes tomar en cuenta la disponibilidad de dinero que tienes o dispondrás para que en el futuro puedas previamente ir abonando tanto la deuda como los intereses ocasionados por la realización del mismo.

Existen muchas ofertas de financiación personal y debemos al menos buscar unas cuatro alternativas que nos posibiliten encontrar el préstamo más adecuado e idóneo. En el mercado, existe mucha competencia al respecto, y entre las alternativas que tomaremos en consideración en nuestras proyecciones financieras, debemos preguntarnos:

  • ¿El préstamo lo realizaremos a través de una entidad bancaria, empresa financiera o personal?
  • ¿Cuáles son los intereses pautados entre ambas partes?
  • ¿Cuáles son los plazos fijados tanto para recibir como para devolver el dinero?
  • ¿Cómo se realizará la devolución del préstamo: por días, semanal, mensual, trimestral? Es decir, si el cobro de intereses se realizará en plazo fijo o en cuotas.

Aunque los préstamos personales generalmente no cuentan con garantías específicas, debemos preguntar si la entidad financiera cobra comisiones especiales y si tenemos que pagar un seguro adicional por el préstamo recibido, ya que algunas entidades lo realizan y si no tenemos previsto este dinero adicional, en el futuro nos puede ocasionar un percance en el pago. Otro elemento a considerar es si el tipo de interés varía en el tiempo o permanece estable y si debemos pagar una comisión por el préstamo aperturado. Estas variables son muy importantes a la hora de pretender realizar un préstamo personal ya que muchas veces pasamos por alto ese contrato que en letras pequeñísimas podrían acarrearnos un nuevo problema.

Por otra parte, debido a que realizamos un préstamo personal para cubrir una necesidad de orden inmediato -por la premura del caso- , o solventar una necesidad aplazada por no disponer de dinero como lo es la adquisición de un bien material o debido a motivos de salud, educación, viajes, reformas en nuestro hogar, adquisición de un vehículo, arreglos extras de nuestros negocios o planes pospuestos; los préstamos personales representan de esta manera, un alivio momentáneo para aquellos que no disponen del dinero necesario para realizar la inversión que les permitan mejorar su calidad de vida, y que a través de los mismos pueden solucionar.

En resumen:
Si por alguna casualidad tienes que afrontar algunos gastos que rebasan a tus ingresos, tomar un préstamo personal es una alternativa viable, ya que el dinero que recibirás por el importe del préstamo podrás pagarlo al prestamista de acuerdo a una modalidad más factible en corto plazo que la que se puede realizar por medio de créditos hipotecarios, pero además podrás devolverlo en varios pagos, lo cual te permitirá solventar en breve tiempo una necesidad que solo podrás cubrir si recibes oportunamente y en un lapso inmediato el dinero necesario para cubrir tus deudas personales.

Préstamos Personales
5 (100%) 1 vote